1-2 FEBRERO ,CELEBRANDO IMBOLC,HEMISFERIO NORTE

Diosa Brigit,antigua doncella que renace vestida de blanco y oro,escuchame.  Tu sagrada luz que toda salud restablece, de tí todas las bendiciones dulcemente vierte. Que tu inspiración me en…

Elemento: Fuego y Agua
Otros Nombres: Imbolc o Oimelc, Dia de la Candelaria, Imbolc Brigantia, Candlemas, Lupercus, Candelaria, Disting, Oimelc, Dia de Brid, Brigit’s Day.

Imbolc es una de las cuatro principales fiestas lunares del calendario celta irlandés, celebradas entre los pueblos gaélicos. Se festeja la luz, que comienza a ampliar las horas de claridad aún en pleno invierno. El día se hace más largo y la primavera se acerca. Imbolc se celebra generalmente en la noche entre el 1° y el 2 de febrero en el hemisferio norte y entre el 31 de julio y el 1° de agosto en el hemisferio sud.
Imbolc, se pronuncia «IM-Bulc» o «EM-bowlk». Palabra de origen gaélico que significa literalmente “in the belly”, “en el vientre”. Esta festividad también es conocida con el nombre de Oimelc («EE-mulk») que significa “ewe’s milk”, leche de oveja.

Durante la época de Imbolc era costumbre de encender candelas y luces para ayudar la luz del sol a calentar de nuevo la tierra. Con marcado sentido femenino, se celebra el nuevo despertar de la Madre Tierra y todo lo que significa llevar en su seno algo que nacerá con la primavera. Los seres de la naturaleza se regocijan ante la certeza del despertar de la vida. Después de las semanas oscuras y frías que siguieron al solsticio de invierno, cuando se comienzan a atenuar los fríos y la oscuridad, en Imbolc se honoraba a la diosa Brigit. Durante los festejos se encendían candelas y se comían galletas (crêpes) en homenaje al despertar próximo de la naturaleza.

“Imbolc es el tiempo en que las cosas se agitan bajo la superficie, de las posibilidades infinitas para el nuevo ciclo de la vida y de la creatividad, cuando las energías aun se están juntando en el mundo astral y se prepararan para la manifestación. Esta celebración está consagrada a Brigit, diosa de los herreros, de la poesía y la sanación. Tómate el tiempo para concentrarte en lo que deseas manifestar en el año entrante. ¿Necesitas sanar alguna cosa en tu vida?”

Entre Yule el 21 de Diciembre que representa el Solsticio de Invierno y la noche más larga del año y Ostara, el 21 de marzo, Equinoccio de Primavera, se celebra Imbolc el 1 ó 2 de febrero, uno de los 8 sabbats o fiestas solares del año.

Imbolc, o Oimelc en celta, hace referencia a la lactancia de las ovejas, el flujo de leche que anuncia el retorno de la vida y es tiempo de comienzo, de renovación y de inspiración en el que la luz solar aumenta y se festejan los primeros atisbos de la primavera tras del invierno.

Imbolc es también conocido como el festival de la Doncella y está consagrado a Brigid, la diosa del fuego que simboliza el poder, la fuerza y la fertilidad, y que posteriormente sería reverenciada como una santa cristiana, Santa Brígida, e Imbolc fue sustituido por la celebración de la Candelaria, la fiesta del fuego, caracterizada por procesiones de velas.

En las antiguas tradiciones, en esta noche de febrero los agricultores veneraban a la diosa ofreciendo alrededor de las hogueras ofrendas de la tierra, danzando y pidiendo fertilidad y abundancia en sus cosechas. Es el momento ideal para la bendición de las semillas y para la consagración de herramientas para la agricultura, de hecho, otro símbolo tradicional de Imbolc es el arado.

Algunos de los rituales de Imbolc son los siguientes:
* limpieza y purificación de la casa
* poner velas en todas las ventanas de la casa, empezando la tarde de la víspera, dejándolas encendidas hasta el amanecer
* honrar a las semillas y la vida que bajo Tierra empiezan a germinar
* pedir inspiracion y guía para los nuevos planes y proyectos
* rituales de fertilidad o encontrar pareja

Imbolc es la promesa de la primavera y simboliza un nuevo despertar y un nuevo renacer. Para todos aquellos que quieran prepararse para el crecimiento y la renovación.

Correspondencias

* Inciensos: jazmín, sándalo, olívano, rosas.
Colores: blanco, amarillo, rojo.
Bebidas: vino, leche, jugo de frutas.
Hierbas: campanilla, serbal de los cazadores, las primeras flores del año. salvia blanca, calendula, limón, diente de leon, semillas de azafran, rosas, verbena, violeta, mirra, sangre de dragón, vainilla, canela.
Piedras; todas las piedras blancas y de colores calidos. (cuarzo blanco, citrino, turmalina amarilla, rubi, granate, zirconia, coral, agata roja, topacio…)
Comida: productos lácteos, platillos de crema agria, comidas especiadas. Ver la sección de «En la cocina».
Tradiciones: encender todas las luces después de la puesta de sol (sólo por unos momentos), prender velas en cada habitación en honor al renacimiento del Sol.
Aspecto de las Divinidades: La Diosa en su aspecto de virgen y fertilizadora. El Dios, en su aspecto joven y de niño Sol.

DIOSA BRIGITH

La imagen puede contener: 1 persona

Se dice de ella que es la hija de Dagda, uno de los principales dioses de la mitología irlandesa y miembro de los míticos Tuatha De Danann (hijos de la Diosa Danu). Algunas teogonías la consideran hija de éste con Morrigan, pues comparte alguno de los rasgos de esta última, especialmente en su faceta guerrera. Brigit es una que son tres, un concepto un poco difícil de entender hoy día, pero que era explicado por los antiguos celtas mediante el hecho de que Brigit tenía dos hermanas también llamadas Brigit. Esto implica que las tres son la misma, aunque cada una tenga especialidades diferentes y caracteres distintos, pero resulta natural cuando se observa la cantidad de títulos y poderes que se le atribuyen.

Principalmente es una divinidad del fuego, aunque en algunos aspectos se encuentra emparentada con la británica Brigantia (Diosa de los manantiales curativos) y mantiene ese aspecto como uno de sus más característicos, aunque hay que hacer notar que no se trata de la misma divinidad. Su fuego también es triple: el fuego sanador, el fuego de la forja y la chispa de la inspiración. Brigit es la patrona de los bardos y cuida de todas las artes, especialmente de las artes de la palabra y la poesía, así como también cuida de los músicos, y por ello las maldiciones cantadas que se componían inspiradas por ella resultaban letales. Como fuego de la forja, templa al guerrero y lo hace resistente ante las adversidades, además de ser una fiera guerrera y una enemiga honorable pero implacable en la batalla: es por ello que resulta una divinidad protectora muy potente, pues sus hijos y devotos no tienen nada que temer con una guerrera tan formidable a su lado. Como fuego sanador, es capaz de curar todas las heridas y de hacernos encontrar la chispa perdida en nuestro cuerpo y en nuestra alma, aunque como todo fuego, siempre quema.

Se la llama Brigit (grafía arcaica), Brigid, Brid, Brighid, Bride o Bríg, y su nombre se pronuncia normalmente ‘Brii’, y todas estas formas de escribir su nombre resultan correctas pues el irlandés ha cambiado a través de los siglos. Por lo tanto, dependiendo de qué texto consultemos podemos verlo escrito de una forma o de otra. Su nombre se traduce habitualmente como “la exaltada”, aunque también se ha dicho que significa “flecha llameante” (Breo Saighead), surgiendo la pronunciación ‘Brii’ al contraer las dos palabras. Entre sus títulos se encuentran ‘Brid Ambue‘ (Brigit sin ganado, desposeída), ‘Brighid Binne-Bheule-Ihuchd-nan-trusganan-naine’ (Brigit, la boca melodiosa de la tribu de los mantos verdes) o Bríg Búadach (la victoriosa).

Su culto estaba situado principalmente en Kildare, que en gaélico (Cill Dara) significa “iglesia junto al roble”. Su fuego se mantenía siempre encendido mediante guardias de su llama, llevadas a cabo por 19 sacerdotisas en turnos de 20 días. Brigit misma guardaba su llama durante el día 20 del ciclo. Estas sacerdotisas no han de ser confundidas con las vírgenes vestales, pues las mujeres celtas podían practicar todo el sexo que quisieran (y con quien quisieran, ya que el matrimonio era una simple alianza), si bien el Templo de la Diosa les estaba vedado a los hombres bajo la pena de recibir sendas maldiciones que en no pocas ocasiones llevaron a los intrépidos a la muerte. Según algunas fuentes, la druidesa a cargo de ese Templo también recibía el nombre de la Divinidad a la que servía, lo cual explicaría la gran cantidad de funciones y leyendas que se le atribuyeron a la Diosa y luego a la Santa en la que se convertiría con la llegada del Cristianismo.

Su fiesta principal es Imbolc (1 de febrero en la Wicca, de acuerdo con el calendario del Hemisferio Norte, que encuentra su equivalente en el 1 de agosto del Hemisferio Sur), conservándose en Irlanda multitud de costumbres que se llevaban a cabo en la víspera de esta fecha: desde cantos y bailes realizados por las pequeñas de la casa a cambio de un poco de leche de vaca y algunos huevos, la costumbre de que el padre de familia llamara a la puerta pidiendo que le abrieran la puerta a Brigit, o el hecho de prepararle una cama para que pasara la noche durante la víspera de su fiesta. Oimelc (otro forma de designar a Imbolc) significa “leche de oveja” en gaélico, y recibía ese nombre porque durante esa estación comenzaba la época de lactancia del ganado. Por ello, Brigit también es la Divinidad del parto y de la lactancia, de los hijos y la maternidad (como muestra su amor por su vástago Ruadán), y sus animales sagrados eran, entre otros, las vacas y las ovejas que tan buena leche daban a las comunidades celtas de aquella época. Los cisnes y las serpientes también tenían un vínculo con esta Divinidad.

Todas sus costumbres pervivieron con la llegada del Cristianismo a Irlanda, el cual canonizó a la Diosa y la convirtió en Santa Brígida, y sus druidesas y sacerdotisas fueron transformadas en religiosas católicas. La abadía de Kildare se erigió sobre el mismo lugar en el que antaño había estado la casa del fuego de Brigit y así la Diosa perduró, y bajo el manto de otra fe siguió siendo la figura religiosa más importante de Irlanda, posiblemente por encima del mismo San Patricio. Durante más de un milenio su carácter precristiano pasó completamente desapercibido. Las religiosas del monasterio de Kildare guardaron fielmente la llama de Santa Brígida (o Brigit) hasta que la Iglesia Católica reconoció que se trataba de un culto de origen pagano, ya en la época contemporánea.

Son varias las órdenes que, a día de hoy, mantienen viva esta llama. Las órdenes Daughters of the Flame y Ord Brighideach se encargan de organizar turnos de guardias de la llama por todo el mundo, en los cuales participan hasta hombres, pues el culto a Brigit también se ha modernizado. Incluso las mismas monjas del monasterio de Kildare volvieron a encenderla pese a la inicial prohibición, y facilitan la visita de las instalaciones del monasterio a cristianos y paganos por igual, siendo un ejemplo de unión y entendimiento interreligioso.

Brigit es la patrona de muchas órdenes druidas y también lo es de nuestro propio Templo. Bajo su guía intentamos aprender a diario, aunque es una maestra exigente: enseña mediante la disciplina del martillo, igual que todo buen herrero, y cuando ha conseguido dar forma a su devoto con su fuego lo sumerge en el consuelo de sus aguas.

Es una divinidad que nos habla de la primera luz de la primavera, del deshielo y de cómo la vida se abre camino a través del frío invierno: trae esperanza a través de la desesperación, deshiela los sentimientos y las ideas nuevas, y nos enseña que la luz puede surgir incluso en la más negra oscuridad.

Su camino devocional es difícil porque no es “todo luz”: ella tiene cáscaras, enseña sus lecciones mediante envoltorios, experiencias duras que encierran un mensaje más profundo y a veces son difíciles de entender. Como la poesía, ella puede encerrar en palabras amargas el más dulce de los mensajes.

En la espiritualidad druida se decora el altar de Imbolc con una gran bandeja de cristal con agua, en donde se colocan ocho velas (preferiblemente flotantes) y un velón en el centro.
Las ocho velas representan las celebraciones de la Rueca del Año y el velón del centro representa a la diosa Bride (así que también puede ser naranja en vez de blanco). También se colocan imágenes de Bride o su cruz tejida. Si Bride no forma parte de tu panteón, algunas alternativas son Proserpina, Minerva, Hestia, Sarawasti y Hathor. En cuanto a la comida, como se tienden a usar lácteos y carnes tiernas, se me ocurren sopas que lleven crema, platos como el pasticho o queso relleno, flanes, helados y quesillos.

Y aunque no es céltico, nuestro popular Ponche Crema sería una buena alternativa. También puedes hacer algo más simple: quizás una mesa de quesos, panes y frutas. Normalmente se usan flores blancas para la decoración, o plantas recién nacida.

UN RITUAL RECOMENDADO

Ritual de Imbolc

Para el altar podemos usar un sÍmbolo de la estacion, como una flor blanca.
Tambien debemos tener una vela naranja o amarilla ungida con aceite de mirra, canela, incienso o romero,manzanilla,cranberries

Luego de abrir el circulo, llamar a los guardianes e invocar a los dioses, decimos:

Es el tiempo de la fiesta de antorchas,
cuando cada lampara se inflama y brilla
para dar la bienvenida al renacimiento del Dios.
Celebro a la Diosa, Celebro al Dios.
Toda la tierra celebra.


Prendemos la vela anaranjada con la vela roja del altar (la que representa a el Dios y la Diosa Juntos). Lentamente caminamos al rededor del circulo en sentido de Deosil (sentido contrario de las agujas del reloj para nosotros) con la vela adelante nuestro. Luego decimos:

Toda la tierra esta envuelta en invierno.
El aire esta helado y la escarcha cubre la tierra.
pero el señor del sol, el astado de los animales y lugares salvajes
ha renacido, sin ser visto de la Diosa Madre Señora de toda fertilidad.
Salve Gran Dios! Salve y Bienvenido.


Nos detenemos delante del altar, manteniendo la vela en alto. Miramos su llama y visualizamos nuestra vida floreciendo con creatividad, con renovada energia y fuerza. Si necesitamos mirar al futuro o al pasado, ahora es un momento ideal. Es el momento de hacer otros trabajos de magia si lo deseas.

Luego, si prepararon algo de comer, este es el momento de comerlo.
El circulo ya puede ser cerrado… Agradezcan a los Dioses, despidan a los Guardianes y cierren el circulo.

Make a Brighid's Crown for Imbolc

Información extraida de diversas fuentes

FELIZ IMBOLC!!!!!!

MAY BURKHARDT

https://www.facebook.com/groups/magasurbanas/

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s